Realizar un Estudio de Impacto Ambiental no es fácil, se necesita mucha información, tiempo y conocimientos. Sin embargo, en esta entrada os proponemos cinco elementos indispensables que tendrás que tener en cuenta a la hora de realizar un EsIA y que os pueden ayudar en tar ardua (y gratificante) tarea:

1. Rodéate de bibliografía: Lo primero que debes hacer es conocer muy bien el lugar que vas a estudiar, por lo que tendrás que leer mucho de la zona: libros, tesis o artículos científicos os pueden ayudar. Pero no sólo de lecturas se vive, hoy en día hay muchísima información en internet que la podrás obtener mediante el análisis de mapas y planos que hay en los diferentes visores, tales como faunísticos, de Red Natura, de zonificación de Espacios Naturales, infraestructuras, usos del suelo, etc. Conocer el área es indispensable para realizar el Estudio, sobre todo para partes como el Inventario Ambiental.

2. Ten en cuenta a los compañeros: Normalmente no somos expertos en nada, tendremos conocimientos de algunas materias, pero siempre habrá alguien que sepa más que nosotros. Por ello, debes rodearte de gente que sepa bastante de las materias de las que se componga el Estudio de Impacto Ambiental. Y es que, uno de los elementos diferenciadores de éste, es que es muy interdisciplinar. Habrá partes en los que los zoólogos tendrán que hacer especial hincapié, en otras serán los ingenieros o topógrafos. Como conocer todo a la perfección es imposible, lo mejor es trabajar en equipo con miembros especialistas de diferentes campos.

3. Pregunta: Ve al área de estudio y analízalo. Dependiendo del Estudio, y si es necesario, pregunta a los habitantes de la zona o a las asociaciones. Ellos conocen mucho mejor que cualquiera cuál es la situación del lugar y cuáles pueden ser las consecuencias del proyecto.

4. Tómate tu tiempo para analizar: Normalmente, vas a terminar con muchos datos y, a menudo, contradictorios. Asimismo, a la hora de valorar los impactos, una actividad puede generar tanto negativos como positivos, por lo que tendrás que analizar y ponderar los que creas que son más importantes y útiles.

5. Imaginación al poder: Tanto para recoger datos como para analizarlos y realizar el Inventario o, por supuesto, para llevar a cabo las Alternativas, una buena parte de imaginación siempre hace falta. Por ello, como hemos comentado antes también, rodearte de un equipo competente puede ayudar mucho en todas estas tareas.

Estos puntos, y otros pocos más, puedes estudiarlos de una manera más precisa y ponerlos en acción en nuestro Curso de Técnico en Evaluación de Impacto Ambiental. Aprende de una manera práctica a realizar un Estudio de Impacto, desde la legislación a la creación de un Plan de Vigilancia, pasando por el Inventario o la búsqueda de alternativas.