Las tecnologías de la información geográfica se han convertido en herramientas básicas para todos los profesionales del medio ambiente, la ingeniería, la arquitectura o el territorio. Por ejemplo, programas como ARCGIS o gvSIG y aparatos como el GPS o los satélites han revolucionado el mundo de la información geográfica.

Otra de las tecnologías más utilizadas por profesionales y estudiantes universitarios son los visores cartográficos, habiéndose convertido en una potente herramienta que posibilita almacenar una ingente cantidad de información geográfica y a la que podemos acceder sin la necesidad de tener  instalado un SIG en nuestro ordenador. Únicamente con una conexión a internet y un navegador, podemos acceder a todos los visores geográficos existentes.

El desarrollo de estos visores ha ido paralelo al de internet y las TICS, pero también ha estado condicionado por el esfuerzo de la administración pública, que ha invertido mucho tiempo y dinero en poner en marcha estas herramientas cartográficas de acceso público.

Podemos dividir los visores cartográficos en dos tipos: los más genéricos y los temáticos. Los primeros, agrupan la información cartográfica de todo un ámbito territorial, por ejemplo de un Estado, Comunidad Autónoma o municipio concreto, en un único visor.

Contienen información geográfica de todo tipo, como por ejemplo, imágenes satélites, mapas topográficos o de usos del suelo.  Pueden destacarse, como visores cartográficos genéricos, Goolzoom, el Iberpix del Instituto Geográfico Nacional (IGN) o el Sistema de Información Geográfica Nacional de España (SIGNA).

Por otro lado, tenemos los visores temáticos que contienen cartografía relacionada con temas concretos como la protección del patrimonio natural, del mar, del agua, la biodiversidad, el desarrollo rural, los recursos agrícolas la información urbanística, entre otros. El ámbito territorial de estos visores suele ser a escala estatal o autonómica, como por ejemplo, el Visor de la Red de Información Ambiental de Andalucía (REDIAM) o el Sistema de Información Geográfica de Datos Agrarios (SIGA).

Figura 1. Visor de la Red de Información Ambiental de Andalucía (REDIAM)

REDIAM

Fuente: http://laboratoriorediam.cica.es/VisorGenerico/?lr=lang_es

El objetivo principal de los visores cartográficos es la de representar y visualizar la información geográfica. Proporcionan una imagen del mundo real para un área concreta, pudiendo cambiar la escala o la información que queramos ver con el manejo del ratón por el visualizador.

Toda esta información está organizada en una o más capas, que permiten visualizarse u ocultarse, en función de nuestro interés o de la escala. Además, admiten la consulta de determinados datos, como por ejemplo topónimos o las características de la imagen del mapa. Pero no solo se caracterizan por la visualización y la consulta de información, sino que también podemos utilizar herramientas de cálculo de áreas y distancias o la carga de capas en formato shapefile.

Una vez seleccionada el área y la capa temática, podemos imprimir nuestro mapa o guardarlo en formato jpg o pdf para su  posterior uso y manipulación.

En definitiva, los visores cartográficos constituyen la mejor manera de almacenaje, gestión y difusión de la información geográfica, en los que administraciones y organizaciones privadas están apostando muy fuerte por su desarrollo. Además, su acceso gratuito y fácil manejo permiten la democratización del uso de la  cartografía a cualquier ciudadano o estudiante.

El curso online de Infraestructuras de Datos Espaciales y Cartografía Web capacita al alumnado en el conocimiento y aprendizaje de los visores cartográficos, aplicados al estudio y gestión del territorio y del medio ambiente. Además,  posee un marcado carácter práctico en el manejo de los visores y de cartografía en la nube o cloud computing.